Make your own free website on Tripod.com

A Mirar la Luna.

Cuando miro la luna, me recuerdo de una vez que hice mil confesiones de mi amor por ti.

Mirar la Luna, es como recordar la luz de tú cara, la noche es tu pelo negro y las Estrellas son la fuente de luz que alumbraba tu ser,

una admiración que reprimí.

La Estrellas eran como mis mil ilusiones que yo tenia de ti, una amor que yo presumí.

Me recuerdo de mis mil juramentos en silencio de mi amor por ti, un amor que  no conocí.

Lastima, que tu amor no era para mí, una amor que nunca consumí.

Tu amor salió hacer más lejos que la Luna y las Estrellas para mí.

Creo que fue un amor a lo devino que no resistí.

Y ahora la Luna y las Estrellas me recuerdan de una desilusión de un amor que suprimí.

Un doloroso abismo de amor en mí, más profundo que el cielo en la noche por ti.

 

Por; Eddie Ferrer Velez.

Sept. 4, 2012